Cinco proteínas de origen vegetal en polvo que alimentarán el mundo de mañana - amixon® Mixing Technology

Los derechos de autor de amixon®, la copia, la reimpresión y la traducción a otros idiomas -incluso en parte- sólo pueden realizarse con la autorización por escrito de amixon GmbH, Paderborn.

El planeta Tierra es hogar de más de 20,000 especies de flora comestible, sin embargo, menos que 20 de estas especies constituyen el 90 % de nuestras dietas.

Descargar el informe técnico [PDF]

La diversificación de los cultivos destinados para la producción de proteínas vegetales es una pieza clave del rompecabezas a la hora de establecer una cadena de suministro segura, desarrollar nuevos productos y reducir los costos de producción de los alimentos de origen vegetal.

Especialmente en su presentación en polvo, las proteínas vegetales son ingredientes increíblemente versátiles, lo que los hace ideales para su uso en todo tipo de recetas. Pero cada nuevo ingrediente en polvo presenta desafíos de procesamiento muy únicos. Esto se debe a que cada uno de los ingredientes presenta propiedades físicas completamente diferentes; por ello, es necesario un equipo de mezclado de alto rendimiento si lo que se busca es crear alimentos de excelente calidad y a gran escala.

Mientras que los productores de alimentos de origen vegetal están buscando nuevas e innovadoras formas de obtener ingredientes saludables, éticos y ricos, los tecnólogos especialistas en mezcladores, en amixon®, prevén una diversidad cada vez mayor de ingredientes procesados dentro de nuestros más avanzados mezcladores, batidoras y secadores.

Aquí hay cinco prometedoras proteínas de origen vegetal que, muy seguramente, se verán y comerán más dentro de poco tiempo:

 

1. Polvo de semilla de canola

1. Polvo de semilla de canola

Estas semillas, ricas en aceite, de la flor de colza son usadas en todo el mundo para producir aceites vegetales y alimentos para animales. No obstante, a pesar de su muy extendido cultivo en toda Europa, América del Norte y Australia, actualmente, la planta de canola, de flor dorada, no es utilizada en todo su potencial.

Sin embargo, esto podría cambiar muy pronto gracias a una nueva decisión tomada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria: La colza en polvo ha recibido una nueva autorización alimentaria para su uso en otras aplicaciones de alimentación. Cuando la canola es procesada de tal forma que se pueda reducir su contenido de antinutrientes, como el ácido erúcico, lo que resulta es un polvo con un perfil equilibrado en aminoácidos, alto en proteínas y rico en fibra.

Destinado a convertirse en un ingrediente rentable y versátil, el polvo de semilla de canola puede ser utilizado en cereales para el desayuno, granola, pan, mezclas para hornear, sustitutos de carne y aperitivos.

 

2. Semillas de Cáñamo

2. Semillas de Cáñamo

El cáñamo tiene más de 25,000 aplicaciones posibles, desde su uso textil productos para el cuidado de la piel, hasta su uso en suplementos y productos alimenticios. Sin embargo, debido al parentesco del cáñamo con su prima psicoactiva, la marihuana, este se ha convertido en un cultivo difícil de transformarse en un negocio. En muchas regiones aún sigue habiendo leyes obsoletas que no hacen distinción entre las dos plantas, por lo que transportar la cosecha puede suele ocasionar confusión y desconfianza.

A medida que los gobiernos de todo el mundo comienzan hacer revisión de las restricciones del cáñamo, las semillas molidas de este se vuelven cada vez más populares dentro de los productos alimentos. La harina de cáñamo no solo es alta en proteína, sino que también es una fuente excelente de aminoácidos y fibra y es, además, una de las proteínas más fáciles de digerir que existen en el mercado.

Si bien la harina de cáñamo no tiene gluten y no fermenta, esta puede ser mezclada con harina de trigo a fin de restaurar el perfil macro- y micro-nutrimental de los productos horneados, así como para añadir un sabor rico y a nueces. La adición del cáñamo a las mezclas para hornear también ofrece otros beneficios de producción al reducir los tiempos de prueba y horneado.

 

3. Proteína de Lemna

3. Proteína de Lemna

También conocida como «lenteja de agua», la lemna es un tipo de planta acuática que flota justo bajo la superficie del agua en las regiones húmedas. Esta planta se reproduce de forma asexual por lo que crece rápidamente. Gracias a su capacidad de duplicar su biomasa en tan solo 24 horas, la lemna se puede recolectar cada día y no requiere de químicos para su crecimiento.

Pero las ventajas agrícolas de la «lenteja de agua» no son el único motivo por el cual esta proteína es tan prometedora. Con un sabor neutro,pero ligeramente dulce, y una composición de 65 a 70 % de proteína hidrolizada, la lenteja de agua puede ser añadida a casi cualquier receta a fin de mejorar la textura y el valor nutricional de estas.

Se estima que la lemna será cada vez más utilizada en los productos neutracéuticos, como en los polvos para la nutrición deportiva, así como en las mezclas para hornear y los sustitutos de carne.

 

 

4. Harina de amaranto

4. Harina de amaranto

El mercado global para las harinas sin gluten va en aumento. Y gracias a esto, el mundo está descubriendo el amaranto, un cereal ancestral que ha sido cultivado por el ser humano durante más de 8,000 años.

La palabra «amaranto» proviene del griego y significa «inmortal»; sus semillas pueden ser molidas en una harina aromática que puede utilizarse para panes sin levadura. Los aztecas usaban el amaranto como alimento básico para elaborar tamales, tortillas y papillas.

Una sola ración de 100g de amaranto contiene aproximadamente el 20 % de la ingesta diaria de proteínas necesaria para un adulto, además de ser también una valiosa fuente de fibra, ácido fólico, vitamina B6, ácido pantoténico, manganeso, magnesio, fósforo, hierro y selenio.

Se espera ver más productos elaborados con polvo de amaranto dentro del mercado europeo y el norteamericano, desarrollados específicamente para consumidores intolerantes al gluten. Actualmente, es posible encontrarlo dentro de los cereales para el desayuno, panes, pastas y productos congelados como los waffles.

 

 

5. Teff

5. Teff

El teff es un antiguo grano producido a partir de las semillas molidas de una planta herbácea, nativa del Cuerno Oriental de África. El teff es, quizás, más conocido por ser la harina rica en proteínas que está detrás del sabor dulce y terrenal del pan sin levadura, injera, originario de Etiopía.

Pero su sabor aromático no es la única razón de su creciente demanda. El teff es rico en calcio y puede fermentar de una forma que la mayoría de las harinas sin gluten no pueden, ayudando a conseguir esa consistencia esponjosa y airosa que le falta a muchos alimentos libres de trigo.

Actualmente, la demanda de teff en el mercado está creciendo tanto que muchos agricultores fuera del Este de África comienzan a experimentar con este cultivo. Desde Brandeburgo hasta Idaho, USA, campos de teff son sembrados y cosechados en muchas regiones diferentes alrededor del mundo.

A medida que aumenta la oferta mundial de teff, se espera que su uso se vuelva especialmente popular en mezclas para hornear libres de gluten, como aquellas para postres, pancakes, panes y mucho más.

 

Conozca más sobre los desafíos a los que se enfrenta la emergente industria de los alimentos de origen vegetal.

¿Su línea de producción está preparada para un futuro con alimentos de origen vegetal?  

Descargar el informe técnico [PDF]

Los derechos de autor de amixon®, la copia, la reimpresión y la traducción a otros idiomas -incluso en parte- sólo pueden realizarse con la autorización por escrito de amixon GmbH, Paderborn.