Muesli y cereales: Desafíos y mezclas exigentes en esta nueva tendencia - amixon® Mixing Technology

Los derechos de autor de amixon®, la copia, la reimpresión y la traducción a otros idiomas -incluso en parte- sólo pueden realizarse con la autorización por escrito de amixon GmbH, Paderborn.

Case Study: Mezcladores amixon® en la producción de muesli

No sin mi muesli

Ya es imposible imaginar una dieta consciente e individual sin muesli. Su composición y su preparación son muy individuales. Qué desafíos trae consigo la mezcla de diferentes componentes y cómo se puede fabricar la mezcla ideal, nos revela uno de los fabricantes de productos alimenticios ecológicos con mayor tradición: Bauckhof Mühle.

¿Qué debe incluir una dieta saludable según las últimas tendencias? Contiene vitaminas y minerales, fibras alimentarias, proteínas, poca grasa y azúcar, pero suficientes hidratos de carbono de alto valor. Además, en nuestra agitada y exigente vida, el día a día demanda alimentos siempre listos y a mano, que tengan una larga vida útil, sean rápidos de preparar y aun así sean saludables, o incluso mejor, capaces de mejorar nuestro rendimiento.

Un muesli cumple con estos requisitos en un abrir y cerrar de ojos: siempre está disponible, tiene una larga vida útil y se prepara rápidamente quedando listo para disfrutar. Gracias a sus ingredientes es sinónimo de una dieta saludable, incluso natural. Da sensación de saciedad durante largo tiempo y proporciona muchos nutrientes de gran valor. Y no debe olvidarse que el muesli sabe bien, ya que contiene la mezcla correcta de dulce, salado, parte blanda y parte crujiente. Pero esta mezcla es individualmente muy variada, al igual que los gustos de las personas. Gracias a la variedad de materias primas disponibles, casi ningún otro alimento es tan adecuado para una «personalización en masa» como la mezcla de muesli personal, que puede incluso pedirse online desde una cantidad de 1. Las ventas de muesli en el sector de la alimentación al por menor ascendieron a la impresionante suma de 439 millones de euros el año pasado.

Tú eres lo que comes

Actualmente, los consumidores no solo valoran crecientemente la composición de sus alimentos. También el origen debe ser el correcto. La sostenibilidad, la protección climática mediante la regionalización y los ingredientes de alta calidad también forman parte de la tendencia hacia una dieta exigente y saludable. Si se estudia la lista de ingredientes de muchas mezclas de muesli en los estantes de los supermercados, entonces llama la atención que muchos de estos productos contienen proporciones de azúcar procesada industrialmente como dextrosa, glucosa, sacarosa, maltodextrina y jarabe de azúcar invertido. La grasa contenida en forma de aceite de palma en el muesli crujiente tampoco encaja en el cuadro, ya que frecuentemente proviene de enormes plantaciones de palma que a modo de monocultivo desplazan la vegetación primigenia.

Por lo tanto, resulta natural que aumente la oferta de muesli ecológico para acompañar la creciente consciencia ambiental y de calidad de los consumidores. Los ingredientes de un muesli saludable no solo son «ecológicos», sino que de forma óptima son regionales y «ecológicos».

Y por esto apuesta Bauckhof Mühle. Como prácticamente ninguna otra marca de productos alimenticios, Bauck representa los valores de una producción de alimentos biológica y sostenible. La empresa predecesora de la actual Bauck GmbH fue fundada en 1969 como una empresa de comercialización de alimentos biodinámicos. Muchos de sus productos llevan incluso el sello Demeter, cuyos criterios superan los de muchos sellos ecológicos. Pero también para sus estándares, las asociaciones ecológicas ya establecen estrictas regulaciones de cultivo y procesamiento. E incluso las típicas indicaciones mediante el logotipo ecológico de la UE, así como el sello ecológico hexagonal alemán son prueba de que el grano creció sin pesticidas y llegó igual de puro al muesli.

Por esta razón, un muesli Bauck no solo sacia el estómago, sino que también alimenta una buena consciencia. Por ello, el consumidor está dispuesto a pagar un poco más, aunque espera que la mezcla de muesli presente una buena calidad, que sea claramente perceptible y saboreable, y que destaque entonces de buen grado de otras mezclas preparadas.

El sabor decide

La elección de cereales locales, especialmente avena, y otros ingredientes de alta calidad de la región, así como componentes no disponibles en la región, de calidad 100% ecológica, son una condición para que las mezclas de muesli de alta calidad se conviertan en un componente deseado en todo desayuno.

La segunda condición es la mezcla ideal, en doble sentido. El propio departamento de desarrollo de productos de Bauckhof Mühle se ocupa de garantizar la mayor calidad de las materias primas y el mejor sabor en todas sus variantes de muesli. Y siempre se están creando nuevas mezclas.

Por esta razón, es importante que exactamente esa mezcla se encuentre luego en la proporción correcta en la cuchara para brindar al consumidor una experiencia de sabor. Y esto solo se consigue, si todos los componentes del producto fueron mezclados de forma óptima. Y por esta razón, si se visitan las naves de producción de Bauck, se encuentran mezcladores de amixon®.

Componentes heterogéneos mezclados de forma rápida y cuidadosa

Los productos naturales de calidad ecológica están compuestos frecuentemente por una base de copos de avena, espelta o mijo, que se deben mezclar de la forma lo más cuidadosa y precisa posible con diversos componentes como uvas pasas, nueces, trozos de chocolate, frutas secas y frutas liofilizadas.

Las mezclas abarcan por tanto desde una mezcla de muesli básica con pocos componentes hasta variantes con varias docenas de ingredientes para variantes de muesli más complejas. Desde el punto de vista técnico de procedimiento, la mezcla de muesli ideal es por tanto muy exigente, ya que, en particular la forma y la estructura de las materias primas utilizadas no deben modificarse durante el paso principal del proceso: la mezcla.

Frecuentemente, el tiempo de mezcla en el caso de mezclas de muesli y cereales es de tan solo 10 a 30 segundos. Por ejemplo, gracias a estos procesos de mezcla extremadamente cortos, y por tanto también muy cuidadosos, la estructura de las partículas de los componentes sensibles en el muesli se mantiene de la mejor forma posible, para que el consumidor reciba una excelente calidad.

Para ello se utilizan los mezcladores de precisión amixon®, principalmente el mezclador vertical de dos ejes tipo HM. El principio de funcionamiento en el que se basa, con dos dispositivos de mezcla de cinta helicoidal que giran en el mismo sentido, inicia un movimiento helicoidal ascendente del material a mezclar en la periferia y una corriente descendente en el centro mediante la fuerza de gravedad. Mediante esta redistribución tridimensional se consigue una calidad de mezcla técnicamente ideal, que en la práctica ya no es mejorable.

Dentro de un aparato amixon® de este tipo, que técnicamente no presenta espacios muertos, incluso para cantidades de llenado variables en el espacio de mezcla del 15 al 100% del volumen nominal, el proceso de mezcla tiene lugar de forma reproducible sin que se observen mermas en la calidad de la mezcla.

Tareas sensibles en la producción: Vaciado y limpieza

Sin embargo, no solo debe prestarse atención al proceso de mezcla extremadamente corto y especialmente preciso, sino también al proceso de vaciado. Ya que se debe lograr un vaciado lo más cuidadoso posible para el producto, sin disgregación, así como en lo posible sin residuos.

Mientras la herramienta de mezcla SinConvex® patentada por amixon y diseñada como una herramienta Multi-Plane® continúa rotando lentamente, se abren uno o varios elementos de descarga de grandes dimensiones dispuestos en la placa de base. De esta forma se produce una descarga óptima del producto, que cumple con las características anteriormente mencionadas.

A continuación puede tener lugar una limpieza en seco ergonómica y manual a través de las grandes puertas de inspección higiénicas en el aparato de mezcla. Las puertas se fabrican según el procedimiento CleverCut®. La junta tórica que se encuentra en la ranura sella muy cerca del producto y de forma prácticamente libre de espacios muertos. La construcción es estanco al gas, al polvo y al agua de forma duradera. La apertura de las puertas de inspección tiene lugar mediante activación manual de los cierres KwickKlamp®. Los bloqueos de seguridad electromecánicos no permiten abrir las puertas de inspección mientras la instalación esté acoplada a la red de suministro eléctrico.

De forma opcional se puede realizar una limpieza en húmedo, a elección incluso de forma completamente automática.

Los mezcladores amixon® cumplen con las especificaciones del EHEDG y la FDA y por tanto con los más elevados requisitos para la preparación higiénica de productos de alta calidad, frágiles y en polvo como, en particular, mezclas de cereales y muesli, mezclas de tés, condimentos, alimentos dietéticos y aromas. Además, los aparatos cumplen con todos los requisitos de las normas GMP.

Debido a estas y a numerosas otras propiedades de los mezcladores de precisión amixon®, el productor de muesli puede abarcar desde formulaciones individuales para el consumidor hasta grandes lotes para el área B2B.

Lista de comprobación para la mezcla de muesli en Bauck

  • ¿El mezclador logra calidades de mezcla idóneas en muy cortos tiempos de mezcla?
  • ¿Garantiza un proceso de mezcla especialmente cuidadoso para el producto?
  • ¿Permite variar el grado de llenado entre el 15% y el 100% con calidad de mezcla constante?
  • ¿Permite lograr un vaciado eficaz de como mínimo el 99,98%?
  • ¿Cumple con los más elevados estándares de higiene?
  • ¿Dispone de grandes puertas de inspección que se cierran sin espacios muertos y son estancas al gas y al polvo de forma duradera?
  • ¿Pueden los recipientes limpiarse a elección en seco o en húmedo?

Fig. 1: Redistribución tridimensional en el mezclador de doble eje amixon® - © by amixon GmbH

Historia del muesli

Fue el médico suizo y reformador de la nutrición, el doctor Maximilian Oskar Bircher-Benner, quien, por 1900, como director de su sanatorio «Lebendige Kraft» en Zürichberg, agasajaba a sus huéspedes con una preparación de dieta a base de manzanas. Hoy es considerado el inventor del muesli. En esa época, la comida cruda llamada «d Spys», en alemán de Suiza, consistía en copos de avena remojados mezclados con manzanas ralladas, nueces, jugo de limón y leche condensada azucarada. Se ofrecía como cena fácilmente digerible bajo el nombre de «Birchermues».

En los años 1940, gracias a otro pionero de la nutrición integral, el profesor Werner Georg Kollath, esta comida basada en cereales se continuó desarrollando y, en los años 1950 a 1970, llegó a la mesa como producto preparado para el desayuno en el hogar. La carrera hacia el éxito del muesli comenzó en los herbolarios. Actualmente, estas mezclas de cereales y granos preparadas llenan estantes completos en los supermercados.

Los derechos de autor de amixon®, la copia, la reimpresión y la traducción a otros idiomas -incluso en parte- sólo pueden realizarse con la autorización por escrito de amixon GmbH, Paderborn.